parar   «   »
Lucia de Lammemoor de Vocemmus en la prensa
Una ópera hecha en Alicante

Cristina Martínez Diario Información 27-03-2013 Una historia que transcurre en las colinas de Lammermuir de Escocia en el siglo XVII, con una protagonista, Lucy Ashton, joven mentalmente frágil que se ve atrapada en la enemistad entre su propia familia y la de los Ravenswood. Este es el argumento de la Lucia di Lammermoor, de Donizetti, obra elegida por la compañía alicantina Vocemmus para estrenarse en el mundo operístico y poner en escena esta pieza lírica escenificada montada en y desde Alicante. "El proyecto surgió por la inquietud de montar una ópera completa porque hay artistas alicantinos que merecen realmente una oportunidad", asegura Jovita Gómez Couto, cantante y directora artística de este proyecto que se estrenará en el Teatro Principal de Alicante el próximo 19 de abril y que se llevará al Gran Teatre de Elche el 25 de se mes. Lo que empezó hace un año siendo un grupo de amantes de la lírica que se unieron para realizar conciertos, algunos de carácter benéfico bajo el auspicio de la Fundación Peláez, desembocó posteriormente en la creación de la compañía Vocemmus, "para poder seguir realizando proyectos de lírica y dando oportunidades a gente de nuestro entorno y que tenga posibilidades de debutar y de subirse a un escenario". Un proyecto de este calado necesita un apoyo económico, que le llegó también de la mano de la Fundación Peláez. "Son gente que realmente ama la cultura y su directora, Concha Aldave, estuvo dispuesta a apoyarnos desde el principio". Después llegó la elección de la ópera, "para lo cual contamos con el asesoramiento del tenor Ignacio Encinas, que cuenta con una trayectoria internacional, y nos decantamos por Lucia di Lammermoor, que es bel canto puro, lo que conlleva una serie de dificultades vocales tremendas", afirma Jovita Gómez. Las voces de esta ópera las pondrán la soprano Ascensión Padilla, que interpretará el rol de Lucia; el tenor Ignacio Encinas, como Edgardo; el barítono Boris Godin, como Enrico; el tenor Javier Peláez, que será Arturo; el bajo Ángel Jiménez, como Raimondo, y la mezzosoprano Jovita Gómez, como Alisa. La música de Donizetti sonará con la Orquesta Sinfónica de Alicante, bajo la batuta de Joan Iborra, y la Coral del Vinalopó, que dirige Juan Luis Vázquez. Y los decorados y el vestuario vendrán a Alicante desde Rumania, de la mano de la empresa Ramfins Produccions que colabora en este proyecto. Los ensayos comenzaron hace dos semanas y ya van sonando las voces de estos cantantes en unos roles que no son fáciles. De hecho, Ascensión Padilla, que ha realizado numerosos recitales por la provincia y una gira por Alemania, afronta de esta manera su primera ópera escenificada. "Me parece una oportunidad maravillosa, porque montar una ópera desde Alicante y con la mayoría de intérpretes de aquí es algo muy importante; esto debería potenciarse para favorecer las producciones propias y dar oportunidad a debutantes porque en el mundo de la ópera es muy difícil entrar". La soprano, que considera "un gran honor" debutar con Ignacio Encinas, asegura que su papel "es un reto técnico, es bastante complicado por las coloraturas, sobre todo en el último acto". El tenor Javier Peláez, que da vida a Arturo, está encantado de participar en el proyecto. "Después de unos inicios hace muchos años dejé el tema clásico y lo volví a retomar en 2011, por eso participar en una ópera es un paso de gigante porque no he tenido ninguna relación previa con una ópera de estas características". Respecto a su papel, "tiene bastante protagonismo escénico con una parte musical muy brillante, que ha sido para mí como un salto con red, una experiencia apasionante, además con gente de aquí". Y ésta, en principio, no será la única producción. "La idea -destaca Jovita Gómez- es configurarnos como compañía y seguir para adelante con más actuaciones".